M.C. Ricardo Palacios Aguilar

Licenciatura y/o especialidad: 

Maestría en Ciencias Biológicas

Universidad: 

Universidad Nacional Autónoma de México

Institución para la que labora: 

Totlok, A.C.

Cargo: 

Tesorero de Totlok, A.C.

Correo electrónico: 

ricardopalaciosaguilar@gmail.com, rpalacios@ciencias.unam.mx

Experto en: 

Sistemática, biogeografía y evolución

Trayectoria

¿Cómo nació su interés en los animales ponzoñosos? Desde la infancia he tenido contacto con diferentes organismos. Durante la preparatoria fui voluntario del proyecto del herpetario de la Universidad Autónoma de Guerrero; en la carrera hice mi servicio social en el Vivario de la FES Iztacala y más adelante colaboré con varios colegas en diferentes proyectos de investigación enfocados en anfibios y reptiles.

¿Cuáles son sus expectativas trabajando con animales ponzoñosos y/o las intoxicaciones que estos generan? Mis temas de mayor interés son la evolución, sistemática y la biogeografía de éstos organismos, por lo que cualquier conocimiento que pueda aportar en estos rubros y que pueda ser útil para la comunidad científica y la población en general sería bastante satisfactorio. Además, gracias a la experiencia que he tenido con diferentes especies he podido conocer sobre su historia natural y esto ha sido ventajoso al aproximarse a las comunidades humanas que tienen diferentes creencias y un contacto día a día con estos organismos.

¿Cómo fue su primer acercamiento con animales ponzoñosos y/o las intoxicaciones que estos generan? Durante salidas a campo en mi lugar natal y posteriormente fui invitado a dar pláticas y conferencias sobre estos organismos, tanto en el medio científico como al público en general.

¿Ha sido usted picado o mordido por algún animal ponzoñoso? En caso de que la respuesta sea correcta, ¿nos podría relatar su experiencia? Por alacranes en dos ocasiones, pero en ninguna de ellas se requirió hospitalización. Durante el trabajo de campo he sido mordido por serpientes opistoglífas de los géneros Conophis y Leptophis, que provocaron dolor e hinchazón por un par de horas sin ningún otro tipo de secuela.