Biól. Elí García Padilla
 
Licenciatura y/o especialidad: Licenciatura en Biología
Universidad:  Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León.
Institución para la que labora: Independiente
Cargo: Investigador y artista.
Correo electrónico: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
Experto en: Herpetología de México y fotografía de naturaleza y etnográfica
 
TRAYECTORIA
 
¿Cómo nació su interés en los animales ponzoñosos?
Soy nativo de Tamaulipas, por lo que crecí en un entorno donde las serpientes son relativamente comunes. Desde muy joven cuestioné las prácticas cotidianas de la matanza indiscriminada de serpientes. Mi primer contacto visual y auditivo con una serpiente venenosa fue con una víbora de cascabel de diamantes (Crotalus atrox). Desde entonces, quedé fascinado por estos incomprendidos, pero fascinantes seres vivos. Me decidí a entrar a estudiar la carrera de Biología y a especializarme en Herpetología. A la par de esto, y para no sobrevalorar a la ciencia por encima del arte, también comencé de lleno en el mundo de la fotografía.

¿Cuáles son sus expectativas trabajando con animales ponzoñosos y/o las intoxicaciones que estos generan?
Estoy interesado no solo en producir notas y artículos científicos, sino también en generar propuestas multidisciplinarias, novedosas y efectivas que fomenten un mayor impacto social y contribuyan a la consolidación del conocimiento, valoración y preservación de los reptiles venenosos de México, con especial énfasis en Oaxaca y Chiapas, que en conjunto representan la región con mayor biodiversidad de toda Mesoamérica (México y Centro América).

¿Cómo fue su primer acercamiento con animales ponzoñosos y/o las intoxicaciones que estos generan?
En mi natal Tamaulipas, en la región de El Cielo, durante mi estancia de un año como intérprete ambiental formal, se llevaron a cabo talleres, pláticas y gestiones entre las comunidades de la zona de influencia y el Gobierno del Estado para la generación de un protocolo de emergencia en caso de un accidente ofídico. Posteriormente, mi esfuerzo en este tema se ha enfocado en la región de la Sierra Norte de Oaxaca, específicamente en las comunidades de Santa Catarina, Lachatao y Capulálpam de Mendez.

¿Ha sido usted picado o mordido por algún animal ponzoñoso?
No, nunca. Suelo tener extrema precaución cuando llevo a cabo el manejo de animales venenosos. Mi experiencia es mayoritariamente con vipéridos mexicanos en campo, incluyendo zonas con altas densidades poblacionales como las islas del Golfo de California.