Dr. Alfredo Luis Chávez Haro
 
Licenciatura y/o especialidad: Médico Cirujano y Especialidad en Urgencias Médicas
Universidad:Universidad Autónoma Metropolitana
Institución para la que labora:Redtox
Cargo:Coordinador Científico Redtox
Correo electrónico:
Experto en: diagnóstico y tratamiento de intoxicaciones causadas por animales ponzoñosos.
 
TRAYECTORIA
 
 
 
 
¿Cómo nació su interés en los animales ponzoñosos?
Fue en el primer día laboral en la Cruz Roja de León, Guanajuato y como una prueba del personal de enfermería hacia un médico nuevo, me llaman a atender a un paciente “un poco malito”, cuando llego a verlo observo que está bastante mal, era un niño de 8 años de edad con un cuadro clínico que posteriormente supe que era por picadura de alacrán. Ante mi ignorancia frente a este cuadro clínico, pues no sabía el diagnóstico y menos el tratamiento, “mi salida” fue preguntar qué le estaban poniendo al niño y me indicaron que le aplicaron un suero, mi respuesta fue… “seguramente va a mejorar al rato” pero interiormente yo me sentía desorientado e impotente por no saber del tema. Le aplicaron el medicamento y antes de salir de mi turno regresé a ver al paciente y me encuentro con que el niño estaba perfectamente controlado y dormido sin ningún dato clínico y esa sorpresa me generó mucha inquietud. Decidí preguntar a quién yo suponía que sabría hablarme sobre cómo tratar a un picado por alacrán y me acerqué a los médicos y a la institución y ninguno de ellos me supo decir qué hacer. No fue hasta que hablé con el personal de enfermería y una de ellas fue quien me enseñó el cuadro clínico y el manejo. Esta experiencia fue en 1971 y marcó mi vida, por lo que me puse a investigar y a intentar entender el porqué de la sintomatología; sin embargo, aún no existían artículos al respecto de la intoxicación por picadura de alacrán, fue por esto que mi práctica inicia con cierto empirismo para después convertirse en un conocimiento basado en evidencias años después.

¿Cuáles son sus expectativas trabajando con animales ponzoñosos y/o las intoxicaciones que estos generan?
La primera es conocer cada vez más al respecto, y la segunda, para mí vital, es que el médico, enfermera o paramédico que se enfrente a este tipo de intoxicación sepa reconocerla, manejarla y no se encuentre en mi experiencia tan traumática de la primera vez que vi un paciente, que no sabía ni qué tenía, y desde luego, menos sabía lo que tenía que hacer, por lo que brindo capacitaciones continuas a personal médico con el fin de brindar los conocimientos adquiridos y salvar vidas.

¿Ha sido usted picado o mordido por algún animal ponzoñoso?
Sí, fui picado por un alacrán por hacer un manejo inadecuado e inseguro al agarrar al arácnido. Fue en mi oficina, en la Cruz Roja de León, Guanajuato. Tenía una pecera en donde había en observación un grupo de alacranes, me di cuenta que había una hembra con algunas crías y la quise separar del resto de los alacranes pero la tomé con los dedos en forma insegura, no la fijé adecuadamente y me picó en el pulpejo del dedo pulgar de la mano derecha. El dolor fue inmediato y sumamente intenso, en ese momento decidí esperar la aplicación del antiveneno para conocer si la descripción del cuadro clínico que veía en mis pacientes era tal cual como me lo describían. De esto aprendí un dato que ahora busco con avidez en estos pacientes, y es la disminución de la temperatura local en el sitio de la picadura, a raíz de esto lo comento y se ha vuelto un dato que ya mucha gente busca y encuentra como dato inicial de intoxicación.