Nauyaca de Frío

Calificación
(0 votos)
<- Mapa Interactivo

Agkistrodon bilineatus... (9)

Godman´s Montane Pitviper

Cerrophidion godmani (Dunn, 1919)

TAXONOMÍA

REINO Animalia

PHYLUM Chordata

CLASE 
Reptilia

ORDEN 
Squamata

SUBORDEN 
Serpentes

FAMILIA 
Viperidae

GENERO 
Cerrophidion

ESPECIE(S)
godmani

SUBESPECIES
 

 

 

  

Tipo de venenoHemotóxicoDentición
Comportamiento defensivo
 

Descripción

El patrón de coloración de esta especie puede ser muy variable pero frecuentemente el dorso es color café, café rojizo, café grisáceo o presentar tonalidades anaranjadas. Sobre el color del fondo destaca una línea en forma de zigzag en color café oscuro. Se observan también series de entre 20 y 33 manchas laterales oscuras, las que están cercanas a la cabeza son un poco más grandes y en ocasiones se unen con las del cuello. La cabeza es triangular, usualmente el área del frente de la cabeza así como la zona que bordea el hocico es amarillo claro o anaranjada sin manchas. Se observa una línea café oscuro que surge detrás de los ojos u desciende diagonalmente hacia la parte posterior de los ojos. El vientre es de color claro y se torna oscuro a medio cuerpo hasta casi negro en la cola. Los juveniles poseen coloraciones más brillantes incluso en la cola la cual llega a ser verdosa.


Especies parecidas

 

 

Tamaño


Es una serpiente con cuerpo moderadamente robusto que normalmente mide menos de 50cm de longitud siendo más grandes los machos que las hembras y se han encontrado ejemplares de hasta 80cm.
Tamaño del Humano (1.70mts) con respecto al largo de la serpiente, siempre se muestra el espécimen más largo que ha sido reportado en la literatura.
Hábitos

Serpiente diurna que es frecuentemente encontrada enroscada entre la hojarasca del suelo o bien debajo de troncos caídos o entre las raíces de los árboles. Gusta de asolearse a los costados de brechas hechas por el hombre o bien en claros naturales en donde la luz del sol alcanza el suelo. Si bien habita en zonas montañosas, parece mostrar preferencia por lugares abiertos o zonas arbustivas. Es abundante en los sitios donde se encuentra particularmente después de lluvias fuertes, en ocasiones varios ejemplares pueden encontrarse muertos en las carreteras luego de una noche de aguacero torrencial.

Alimentación

Se alimenta de artrópodos, reptiles, aves y mamíferos; particularmente los artrópodos (Chilopoda, Arácnida, Orthoptera) y los mamíferos (Insectivora y Rodentia) se presentan frecuentemente en su dieta. Algunas de las especies reportadas en su dieta son los grillos (Stenopelmatus), los mamíferos pequeños (Reithrodontomys, Peromyscus, Heteromys, Mus y Cryptotis), reptiles (Mesaspis, Abronia, Norops, Sceloporus, Sphenomorphus, Geophis, Rhadinaea, Sibon, Bothriechis y Cerrophidion godmani) o sea que llega a ser caníbal. Sin embargo la frecuencia con la que ciertos taxa aparecen en su dieta varía geográficamente en todo su rango de distribución. Esta especie también exhibe cambios ontogénicos en su dieta ya que las crías y juveniles consumen con mayor frecuencia artrópodos y los adultos roedores sin dejar de consumir artrópodos de manera importante. La estacionalidad también hace que las presas varíen siendo mas frecuentes los artrópodos como presas en la temporada lluviosa y los mamíferos durante secas.

Reproducción

 

Es vivípara.

Número de crías

Las medidas de las crías y el tamaño de la camada varía considerablemente entre poblaciones. Las hembras más grandes tienen más crías; pueden tener entre 2 y 12 crías que en ciertas poblaciones miden entre 13 y 16 centímetros mientras que en otras son más grandes y miden entre 14 y 20 centímetros. Esta especie puede vivir más de 15 años.

Distribución

 

México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Panamá.

Distribución conocida para México

 

Oaxaca y Chiapas
Hábitat
Se encuentra en una amplia variedad de tipos de vegetación a través de su amplio rango de distribución. Habita selvas bajas, medianas y altas tanto secas como húmedas, así como bosques de coníferas, bosque de niebla y vegetación de altura. Puede hallarse desde 1,400 hasta 3,490 metros sobre el nivel del mar.

Estatus de protección
 

IUCN

 

 

Literatura citada

 

  1. Campbell, J. A. 1985. A new species of highland pit viper of the genus Bothrops from southern México. Journal of Herpetology 19: 48-54.
  2. Campbell, J. A. & Lamar, W. W. 1989. The Venomous Reptiles of Latin America. Comstock Publishing/Cornell University Press, Ithaca.
  3. Campbell, J. & A. Solórzano. 1992. The distribution, variation, and natural history of the Middle American montane pitviper Porthidium godmani. Pp. 223 - 250. En J. A. Campbell & E. D. Brooie Jr. (eds.) Biology of the pitvipers. Selva, Tyler, Texas.
  4. Campbell, J. & W. Lamar. 2004. The Venomous Reptiles of the Western Hemisphere. Cornell University Press. 898 pp.
  5. Fischer, J. G. 1883. Beschreibungen neuer Reptilien. Jahresber. Naturhist. Mus. Hamburg 1882: 1-15.
  6. Greene, H. W. & Campbell, J. 1992. The Future of the Pitvipers. En J. A. Campbell & E. D. Brooie Jr. (eds.) Biology of the pitvipers. Selva, Tyler, Texas.
  7. Greene, H. W. 1997. Snakes. The Evolution of Mistery in Nature. University of California Press. 351 pp.
  8. Günther, A. 1863. Third account of new species of snakes in the collection of the British Museum. Ann. Mag. Nat. Hist. (3) 12: 348 – 365.
  9. McDiarmid, R. W.; Campbell, J. A. & Touré, T. A. 1999. Snake species of the world. Vol. 1. Herpetologists’ League, 511 pp.
  10. Parkinson, C. L. 1999. Molecular systematics and biogeographical history of pitvipers as determined by mitochondrial ribosomal DNA sequences. Copeia 1999 (3): 576-586.
  11. Pope, C. H. 1955. The Reptile World. A natural history of the snakes, lizards, turtles, and crocodilians. Alfred A. Knopf, xiii + 325 pp.
  12. Porras, L. W. & Solórzano, A. 2006. Die Schlangen Costa Ricas. Reptilia (Münster) 11 (5): 20-27.
  13. Porras, L. W. & Solórzano, A. 2006. Costa Rica’s venomous snakes. Reptilia (GB) (48): 11-17.
  14. Sasa, M. 1997. Cerrophidion godmani in Costa Rica: A case of extremely low allozyme variation? Journal of Herpetology 31 (4): 569-572.